'; if(is_file('view/body/secciones/'.$modulo.'/js/'.$modulo.'.'.$subm.'.js')) echo ''; ?>

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar la navegación, mejorando así su experiencia y nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Consulte nuestra política de cookies para obtener información adicional sobre tipos, finalidad y forma de gestionarlas.

Aceptar

Patrimonio histórico-artístico

De entre los monumentos más importantes de Villares del Saz, cabe destacar la Iglesia de Santa Eulalia de Mérida, la Ermita de Jesús Nazareno, la Cueva de los Altillos, la Torre del Monje y el Telégrafo

Iglesia de Santa Eulalia de Mérida

Está situada sobre lo que eran las ruinas de una antigua fortaleza de los templarios. Fue construida en el siglo XV y sufre su primera reconstrucción en el siglo XVI .

De la iglesia destacaremos la parte interior, donde predomina la mampostería. Posee tres naves en planta de salón, sostenidas por columnas cilíndricas, con bóvedas de arista y con cúpula de casquete esférico, rebajado al final de la nave central. También cuenta con pilastras hexagonales en el arranque del Presbiterio, y también en el Presbiterio está la tumba de D. Juán de Cabrera y Cereceda, 1743. La cabecera tiene tres lados. En el piecero se sitúa la torre, construida en 1.898. El confesionario es del siglo XVIII.

Telégrafo

Sistema de comunicación a distancia que permitía transmitir mensajes con un código y utilizando señales ópticas.

Situada en la Sierra de Cotos y posteriormente llamada Sierra del Telégrafo.

De las instaladas en España, en el año 1844, en línea regular desde Madrid, se dirigían a puntos más o menos importantes y lejanos, esta línea pertenecía a la llamada Madrid-Valencia.

Se manifestó en la provincia de Cuenca, con las torres situadas en Belinchón, Tarancón, Almendros, Saelices, Montalbo, Villares del Saz, Olivares del Júcar, Valverde de Júcar, Olmedilla de Alarcón, Motilla del Palancar y Castillo de Iniesta.

Construida con base cuadrangular a base de cualquier tipo de piedra, unidas con argamasa y en las esquinas y ventanas con ladrillos cocidos, con dos plantas.

Sólo se conservan restos de las paredes.

La Torre del Monje

Se encuentra en un lugar llamado El Congosto, junto al río Záncara, en el término municipal de Villares del Saz. La elevada torre forma parte de un caserío.

Fue construida en sillarejo irregular y con buenos sillares en las esquinas. Se conserva a media altura una alargada ventana adovelada con arco de medio punto y otra casi en la cima, más pequeña y cuadrada.

La Cueva de los Altillos

Restos que se conservan del Castillo medieval llamado de Moses, que probablemente perteneció a la Orden del Temple, XIII. Fueron ellos, los templarios, los encargados de arrancar de las entrañas del cerro, llamado de los altillos, la tierra que deja oquedades. Se utilizó como caballeriza y como vivienda para la servidumbre. Se dice que en la guerra civil (1936-39) sirvió de almacén de armas y de refugio.

Actualmente se encuentra en fase de recuperación y limpieza de sus galerías, aunque se puede visitar.

Ermita de Jesús Nazareno

Esta ermita data del siglo XV y posee una arquitectura tradicional.

Debido a la proximidad de la ermita con la iglesia, hace pensar que formara parte de un todo, es decir: la ermita, la fortaleza y el desaparecido hospital, que era la sede de los templarios.

La portada consta de un frontón de hornacina rectangular, de una sola nave dividida en tres tramos. La cúpula de media naranja posee gajos sobre pechinas y bóveda de cañón con lunetos. La torre está cubierta con cerámica vidriada.

Anunciantes